No sin tacones

?Los tacones altos te colocan en un pedestal?, sentencia el diseñador de calzado Brian Atwood. ?Hacen que sientas tus piernas y tus glúteos más firmes e incluso cambian tu forma de caminar?, añade. Sigue sus consejos más top:

1 Sí el zapato encaja, llévalo Tan solo aségurate de que vas cómoda, algo que sabrás si andas con naturalidad, no como una jirafa. ?Nadie está favorecido si le duelen los pies?, subraya el diseñador. Si la suela resbala o el dedo gordo está embutido, el calzado no vale.

2 Equilibrio Hay tr aigo en una puntera afilada que logra que el culo se vea maravilloso. ?Es el contraste entre la redondezy la dureza de un zapato así?, declara.

3 Eres la protagonista OPuesto que unos tacones destacan la postura, procura que la parte de atrás del zapato esté tan cuidada como la delantera. Brian Atwood la prefiere ^ recta, sin ornamentos, para no distraer la atención.


Los ejercicios de las famosas

¿Qué tienen en común Kim Kardashian, Jennifer López, Madonna y Gwyneth Paltrow? Que a todas ellas las pone firmes la entrenadora Tracy Anderson. Descubre los cuatro ejercicios estrella de sus entrenamientos con las celebrities, dirigidos específicamente a endurecer el culo. ?Repite cada ejercicio treinta veces y con cada una de las piernas?, apunta la experta. ¿Y la frecuencia? ?Cinco días a la semana es lo ideal?, añade.

Estiramientos con una pierna: Colócate en el suelo apoyada en los brazos y las rodillas con la mano inquierda en la cintura. Estira la pierna derecha recta hacia atrás, formando un ángulo de 90° y manteniendo el pie con la punta recta. Dobla la rodilla y vuelve al punto original.

Patadas laterales alternas: Ponte de rodillas con la mano izquierda apoyada en el suelo y la derecha pegada al muslo. Coloca esta última en el suelo y levanta la izquierda aproximadamente un palmo. Extiende la pierna izquierda lateralmente -tu cuerpo dibujará 90º y pega la rodilla al suelo para regresar a la posición inicial.

Extensiones sobre un brazo: Comienza con una mano apoyada en el suelo y la otra en la cintura. Levanta la rodilla a un lado a la altura de la cadera y lánzala hacia atrás. El talón de la pierna extendida debe quedar por encima del glúteo contrario. Dobla la pierna y regresa a la postura de origen.

Estírate sentada: Comienza con las manos en el suelo y todo el peso sobre una de las caderas. Pasa una pierna por encima de la contraria de forma que quede doblada y descrúzala mientras apoyas la otra sobre la rodilla. Estira hacia atrás y, luego, dobla ambas piernas para volver a tu posición.


Frutas y vegetales que queman grasa

Bollería, fritos y demás grasas saturadas pronto encuentran asilo en la retaguardia. Pequeños cambios en la forma de alimentarnos conseguirán resultados visibles.

Mejor, proteínas: ?Ayudan a perder peso por su efecto termogénico. Cuando las consumes, el gasto que supone digerirlas es mayor que el de la grasa o los carbohidratos, y la dieta es más eficaz?, explica la doctora Mar Mira, de Clínica Mira+Cueto.

Grasa saludable: ?La monoinsaturada -nueces, aceite de oliva, aguacate…- acelera el flujo sanguíneo, lo cual evita que se almacene la grasa?, asegura la nutricionistaChristine Avanti, quien desvela que el aceite de coco es un excelente acelerador del metabolismo.

No a los carbohidratos: ?Se transforman en grasa y provocan hinchazón?, dice Avanti. En su lugar, recomienda arroz integral, patatas dulces y quinoa, pero en pequeñas porciones. ?En la cena, es más saludable sustituir hidratos por proteínas porque tienen una acción reparadora?, añade la doctora Mar Mira.

Cítricos, bienvenidos: El sedentarismo tiende a manifestarse en nuestro trasero. Pomelos, naranjas, tomates, limones y limas estimulan la circulación, lo cual ayudará a mantener a raya la celulitis.


Sandra Choi

Después de años de cambios importantes, además de éxitos continuados, Sandra Choi ya no tiene que demostrar que es la heredera perfecta de la firma que fundó su tío en Londres, allá por el año 1996. Algo lógico si se tiene en cuenta que desde casi adolescente ya trabajaba con él, conociendo de primera mano la magia artesanal y el esmero de su tío. Por eso, nadie mejor que ella para continuar con la dirección creativa de la marca -Jimmy Choo dejó la empresa en 2001-, aunque con la intención de darle nuevos aires. Por ejemplo, incorporar a la firma diseños planos, algo inédito hasta el momento. Y es que como asegura ella misma: ?Jimmy Choo es reconocida mundialmente por sus zapatos tipo stiletto. Pero es mucho más que eso?.


Nacho

Nacho tiene 5 años y, a simple vista, parece un niño perfectamente sano y feliz, pero sus cromosomas esconden algo muy poco común e incurable: la enfermedad de Dent. Se trata de un trastorno de tipo genético que impide que sus riñones funcionen de forma adecuada, provocando una pérdida constante de los nutrientes imprescindibles para vivir, a lo que además se le suma la osteoporosis y los huesos de cristal. Fue en una de las innumerables y angustiosas visitas al Hospital Valí dHebron cuando el actor Santi Millán se cruzó en la vida de Nacho y su familia. ?Colaboro con una fundación y había acudido allí para visitar a los niños ingresados, y uno de ellos era Nacho?, cuenta Santi. ?Me llamó la atención porque llevaba las mismas zapatillas que mi hijo y en ese momento empaticé con sus padres, me puse en su lugary decidí ayudarles en todo lo que pudiera. Nacho es un niño alegre, que ha estado a punto de morir muchas veces. Ni los médicos eran capaces de explicarse cómo podía superar tantas complicaciones. Tiene una vitalidad enorme y es feliz?, añade el actor. Eva, la madre de Nacho, ha emprendido toda una aventura para conseguir financiación para investigar y dar a conocer la rara enfermedad de su hijo, mientras ella misma lucha con su dolencia, la esclerosis múltiple. Aunque no le gusta considerarse una ?madre coraje?, Eva lo es sin duda. Creó la asociación Asdent y desde entonces no ha parado de sumarse a los retos más exigentes. Ha subido al Tourmaleten bicicleta y ha recaudado 150.000 ? gracias a la recogida de tapones de plástico, venta de merchandisingy la ayuda de los más de 200 socios que participan en su asociación. Pero su objetivo ahora es aún mayor: reunir 350.000 ? más para que los médicos puedan comenzar la investigación. Para darse a conocer, y gracias a la ayuda de Backery Group, Zoopa y The Story Tellers, ha plasmado en el documental El reto de Eva su participación, junto a Santi Millán, en la Titán Desert 2013, una carrera de 600 kilómetros a través del desierto, en tan solo seis días. Santi asegura que Eva es imparable: ?Tiene una fuerza espectacular y una energía increíble. Estoy seguro de que va a conseguir todo lo que se proponga?. Y lo que se ha propuesto esta madre es que cada vez más gente conozca esta rara enfermedad, para que en el futuro Nacho y otros niños como él puedan recibir un tratamiento que les salve la vida.


El perfume sin fragancia

Un perfume sin fragancia en un frasco que no se podía abrir. Tan bizarro producto fue creado en 1996 por Viktor Horsting y Rolf Snoeren, dos costureros holandeses que por aquel entonces eran conocidos por hacer desfilar a sus modelos con cascos de motorista o por haber diseñado un vestido-edredón con almohada incorporada. «Viktor & Rolf. El perfume», rezaba la etiqueta negra.

Realizaron exquisitas fotos de promoción y vendieron una edición limitada de 250 ejemplares; no habían hecho más que empezar (su firma nació en 1993) y ya tenían su (no) perfume. «Fue un acto irónico sobre lo que es una fragancia de diseñador y, a la vez, un deseo real de tener un perfume, de ser ese tipo de creadores que tienen su aroma», desvela Viktor. «Y hace diez años nuestro sueño se hizo realidad en forma de una explosión floral: Flowerbomb, que hoy está de aniversario».

Sentado junto a su socio, Rolf, en la suite del hotel parisino The Península, ahora son lo que soñaban ser. Incluso sus más de veinte años de trayectoria han sido objeto de dos exposiciones individuales en el Louvre y la londinense Barbican y sus creaciones han dominado más de treinta exhibiciones artísticas colectivas por todo el mundo. «¿Arte o moda?», les pregunto. «Siempre tratamos de romper las barreras de la moda. Es necesario construir una historia y darle vida, ese es el verdadero reto. Como nos encanta contar historias, disfrutamos con cualquier proyecto», responde Rolf. Viktor asiente y continúa: «Si siguiéramos la corriente de la moda, es muy probable que nos sintiéramos ahogados; sin embargo, nos gusta comunicar y llegar al gran público. La mayor parte de lo que hacemos es bastante autobiográfico y, produzcamos lo que produzcamos, consideramos que es moda. Aún vemos potencial en este negocio y creemos que nos encontramos completamente al principio de nuestra carrera». Y, como irónico colofón a su recorrido, su primera fragancia auténtica, Flowerbomb, acaba de cumplir diez años y continúa en el top 15 mundial de las más vendidas. «La moda es un sueño y una fragancia es un sueño embotellado ?confiesa Snoeren?.

Nosotros inventamos su nombre. Es más que un perfume… Es nuestra filosofía de vida; simboliza el poder de transformación, la capacidad de actuar y convertir algo negativo, como la granada que es el frasco, en algo bello y positivo. Lo mejor es que su ideal sigue vigente: la imaginamos como un perfume que surgiría de un ramo de flores para desafiar los retos del tiempo, y la mujer que se perfumase con él sería capaz de desarrollar la mejor parte de sí misma: su lado bomb».


El secreto de las fiestas

Ella trabajaba en una de esas empresas modernas que tienen mesas de ping-pong en las oficinas y muchas pizarras donde apuntar ideas creativas. Pedía siempre vino blanco. Frío y dulce. Tenía la voz aguda cuando se enfadaba. Nunca se comía el borde de las pizzas. Usaba sandalias hasta bien entrado el otoño. Compraba en Asos más ropa de la que necesitaba. Cogía el beicon con los dedos. Solía decir en las cenas que le había gustado más Florencia que Venecia. No ponía password en su iPhone. Siempre había querido tomar el sol en top-less, pero nunca se había atrevido.

Sus libros favoritos eran los de Harry Potter, pero le daba vergüenza confesarlo en público y solía decir El amor en los tiempos del cólera. El era alto. Siempre colocaba la alcachofa de la ducha lo más arriba posible. Fumaba. Dormía poco y mal. Le gustaba el olor de la gasolina. Se deprimía en las despedidas de soltero. Pedía pescado para cenar. Un día pensó en dejarse bigote, pero no era tan moderno ni tan viejuno, aunque a veces le gustara llevar sombrero. Ella llegó a la fiesta puntual. Llevaba un vestido de verano algo corto y una botella de vino blanco.

Él llegó tarde. No quiso llevar nada porque le parecía un cliché de una película mala. Se conocieron en la cocina. Él se sentía cómodo. Ella se tocaba el pelo. Ella tenía un 2% de batería cuando él le empezó a dictar su número, así que se lo dijo muy rápido por si el teléfono moría a medio camino: seiscuatro-cuatrodoscuatrodossiete. El esperó media hora después de que se hubiera marchado ella para no delatarse. Se despidió del matrimonio anfitrión. Hizo que recogía algo y alabó un cuadro que le había gustado del salón.

Bajó silbando por las escaleras. Ella miraba por la ventanilla de un taxi por la Castellana sintiéndose vagamente culpable mientras se repetía que tampoco había hecho nada malo. Sentía una gran presión a la altura del esternón. Bajó la ventanilla para no llorar. El se despertó al día siguiente ilusionado. Hizo café para dos como si ella estuviera por ahí. Salió a correr una hora. Días después, cenando con unos amigos en una terraza, se enteró de que ella tenía novio. No dijo nada. Sólo sonrió, encendió un cigarro y pensó en aquel vestido, en aquella cocina, en el cuadro y en cómo siempre llegaba tarde a todas las fiestas.


Y a volver…

El fin del verano es duro, pero también tiene alicientes, como quedar en nuevos lugares para descubrirlos con tus amigos.

LA JEFA Su cocina de inspiración andina y asiática y su colorido ambiente colonial hacen de él un lugar perfecto para una cena informal. No dejes de probar las croquetas de ají de gallina ni el mole de carrillera. Para los golosos, imprescindible el Suspiro Limeño, de maracuyá. « Calle de Recoletos, 14, Madrid, 916 2176 74. Precio medio: 25 ?.

EL PERRO Y LA GALLETA Situado junto al parque del Retiro, este luminoso espacio, de enormes ventanales y aire de mansión victoriana, sorprende tanto por su deco como por sus propuestas basadas en el producto. Tiene hallazgos como la coca de jamón de pato, higos, rabanitos yJbie, i Claudio Coello, 1, Madrid, tel. 606 82 24 21. Precio medio: 30 ?.

NEGRO, NO TAN NEGRO Uno de los emblemas del grupo Tragaluz se renueva. El antiguo Negro amplía su nombre, incorpora una gran barra central y una fabulosa terraza y apuesta por una cocina mediterránea ligera a cargo del chef Alex Durán. I Diagonal, 640, Barcelona, tel. 934 05 94 44. Precio medio: 40 ?.

EL ITALIANO La pasión de Carlos Zamora -dueño del grupo Deluz &¿ Cía- por la cocina italiana le ha llevado a abrir este restaurante con productos y recetas slowgood importadas del país alpino. La pasta fresca y los salumi son de mamma mia! i Calderón de la Barca, 9, Santander, tel. 942 21 21 68. Precio medio: 30 ?.

ATALANTA Si te tienta una lasaña crujiente de setas y trufa con praliné de piñones y unas vistas privilegiadas de la Gran Vía, un picoteo fuera de hora ?¿eres de hot dogo de alitas de pollo?- o un buen cóctel, este es tu destino foodie. « Gran Vía, 1, planta 1*. Madrid, tel. 915 23 47 03. Precio medio: 35 ?.

WOKI ORGANIC MARKET En esta mezcla de bis tro y mercado cien por cien bio, encontrarás productos frescos, platos preparados y supe-ralimentos ecofriendly. El interiorismo de Sandra Tarruella, el horario non stop y la sencillez de su cocina enganchan. « Pasaje Marimón, 5, Barcelona, tel. 932 52 95 94. Precio medio: 25 ?

. NEGRO, NO TAN NEGRO Uno de los emblemas del grupo Tragaluz se renueva. El antiguo Negro amplía su nombre, incorpora una gran barra central y una fabulosa terraza y apuesta por una cocina mediterránea ligera a cargo del chef Alex Durán. I Diagonal, 640, Barcelona, tel. 934 05 94 44. Precio medio: 40 ?.

EL ITALIANO La pasión de Carlos Zamora -dueño del grupo Deluz &¿ Cía- por la cocina italiana le ha llevado a abrir este restaurante con productos y recetas slowgood importadas del país alpino. La pasta fresca y los salumi son de mamma mia! i Calderón de la Barca, 9, Santander, tel. 942 21 21 68. Precio medio: 30 ?.


Saborea la vida

En estos calurosos días de verano y aprovechando los últimos momentos de vacaciones, observo que todo fluye y va más despacio. Y por un instante siento que esto no es vivir en plenitud: que estoy desaprovechando el tiempo. Sin embargo, muchos aseguran que la vida se basa únicamente en recordar una sucesión de momentos y que para ello necesitamos ralentizarla, ya que será la única manera de disfrutar de ella con los cinco sentidos. Y serán esos recuerdos los que nos queden. Decía el escritor español Baltasar Gracián: «Los sabios suelen pecar de lentos».

La vida, para saborearla, exige ir con una cierta calma. Un buen vino o un buen café, y más aún en buena compañía, no se pueden beber de un solo trago. Por ello me quedo aquí reflexionando, en las que son mis últimas horas de vacaciones, hasta que dentro de poco vuelvan a llegar las prisas, los sin tiempos y los pocos ratos para leer ELLE que me hagan desconectar de la rápida rutina.


Playa de Niza, glamour

Bastan unos días en Niza para llenarte de felices contradicciones: estás en la playa, pero domina lo urbano; tienes todo el atractivo de una ciudad cosmopolita, pero el ritmo de vida es totalmente slow; las estrellas más deslumbrantes disfrutan aquí de casa (Madonna, El-ton John, Bono, Brad Pitt y Angelina Jolíe…), pero la calle transmite la calma de la dolce vita italiana. Los que nos acercamos hasta allí esperando un enclave de vacaciones nos encontramos con una gran oferta de museos (20 nada menos), un catálogo arquitectónico notable (barroco, rococó, art decó, neoclásico…) y una cultura gastronómica de altura.

Todo respira buena energía, saludable lentitud y saber vivir. Simplemente, esta es una ciudad que hace feliz. De los destinos posibles en la Costa Azul perfectos para el avistamiento de celebs y royáis, Niza es el único con ese encanto decadente de la vieja aristocracia. Fue italiana hasta 1860, y esa herencia caótica aún se deja notar pese al orden que ha ¡do imponiendo Francia. La reina Victoria de Inglaterra la eligió para veranear en 1895, arrastrando tras de sí a buena parte de la élite internacional: el zar Nicolás II, la princesa Duleep Singh, ex Maharajah de Punjab, Winston Churchill o los Rothschild…

A mediados del siglo XX la zona era el patio de recreo de artistas de la talla de Picasso, Renoir o Matisse, y, mientras ellos pintaban, Somerset Maugham, Scott Fitzgerald y Zelda, Colé Porter o Edith Warton organizaban fiestas antológicas en las idílicas villas de color pastel que alquilaban a lo largo de la toda la costa.