El secreto de las fiestas

Ella trabajaba en una de esas empresas modernas que tienen mesas de ping-pong en las oficinas y muchas pizarras donde apuntar ideas creativas. Pedía siempre vino blanco. Frío y dulce. Tenía la voz aguda cuando se enfadaba. Nunca se comía el borde de las pizzas. Usaba sandalias hasta bien entrado el otoño. Compraba en Asos más ropa de la que necesitaba. Cogía el beicon con los dedos. Solía decir en las cenas que le había gustado más Florencia que Venecia. No ponía password en su iPhone. Siempre había querido tomar el sol en top-less, pero nunca se había atrevido.

Sus libros favoritos eran los de Harry Potter, pero le daba vergüenza confesarlo en público y solía decir El amor en los tiempos del cólera. El era alto. Siempre colocaba la alcachofa de la ducha lo más arriba posible. Fumaba. Dormía poco y mal. Le gustaba el olor de la gasolina. Se deprimía en las despedidas de soltero. Pedía pescado para cenar. Un día pensó en dejarse bigote, pero no era tan moderno ni tan viejuno, aunque a veces le gustara llevar sombrero. Ella llegó a la fiesta puntual. Llevaba un vestido de verano algo corto y una botella de vino blanco.

Él llegó tarde. No quiso llevar nada porque le parecía un cliché de una película mala. Se conocieron en la cocina. Él se sentía cómodo. Ella se tocaba el pelo. Ella tenía un 2% de batería cuando él le empezó a dictar su número, así que se lo dijo muy rápido por si el teléfono moría a medio camino: seiscuatro-cuatrodoscuatrodossiete. El esperó media hora después de que se hubiera marchado ella para no delatarse. Se despidió del matrimonio anfitrión. Hizo que recogía algo y alabó un cuadro que le había gustado del salón.

Bajó silbando por las escaleras. Ella miraba por la ventanilla de un taxi por la Castellana sintiéndose vagamente culpable mientras se repetía que tampoco había hecho nada malo. Sentía una gran presión a la altura del esternón. Bajó la ventanilla para no llorar. El se despertó al día siguiente ilusionado. Hizo café para dos como si ella estuviera por ahí. Salió a correr una hora. Días después, cenando con unos amigos en una terraza, se enteró de que ella tenía novio. No dijo nada. Sólo sonrió, encendió un cigarro y pensó en aquel vestido, en aquella cocina, en el cuadro y en cómo siempre llegaba tarde a todas las fiestas.


Y a volver…

El fin del verano es duro, pero también tiene alicientes, como quedar en nuevos lugares para descubrirlos con tus amigos.

LA JEFA Su cocina de inspiración andina y asiática y su colorido ambiente colonial hacen de él un lugar perfecto para una cena informal. No dejes de probar las croquetas de ají de gallina ni el mole de carrillera. Para los golosos, imprescindible el Suspiro Limeño, de maracuyá. « Calle de Recoletos, 14, Madrid, 916 2176 74. Precio medio: 25 ?.

EL PERRO Y LA GALLETA Situado junto al parque del Retiro, este luminoso espacio, de enormes ventanales y aire de mansión victoriana, sorprende tanto por su deco como por sus propuestas basadas en el producto. Tiene hallazgos como la coca de jamón de pato, higos, rabanitos yJbie, i Claudio Coello, 1, Madrid, tel. 606 82 24 21. Precio medio: 30 ?.

NEGRO, NO TAN NEGRO Uno de los emblemas del grupo Tragaluz se renueva. El antiguo Negro amplía su nombre, incorpora una gran barra central y una fabulosa terraza y apuesta por una cocina mediterránea ligera a cargo del chef Alex Durán. I Diagonal, 640, Barcelona, tel. 934 05 94 44. Precio medio: 40 ?.

EL ITALIANO La pasión de Carlos Zamora -dueño del grupo Deluz &¿ Cía- por la cocina italiana le ha llevado a abrir este restaurante con productos y recetas slowgood importadas del país alpino. La pasta fresca y los salumi son de mamma mia! i Calderón de la Barca, 9, Santander, tel. 942 21 21 68. Precio medio: 30 ?.

ATALANTA Si te tienta una lasaña crujiente de setas y trufa con praliné de piñones y unas vistas privilegiadas de la Gran Vía, un picoteo fuera de hora ?¿eres de hot dogo de alitas de pollo?- o un buen cóctel, este es tu destino foodie. « Gran Vía, 1, planta 1*. Madrid, tel. 915 23 47 03. Precio medio: 35 ?.

WOKI ORGANIC MARKET En esta mezcla de bis tro y mercado cien por cien bio, encontrarás productos frescos, platos preparados y supe-ralimentos ecofriendly. El interiorismo de Sandra Tarruella, el horario non stop y la sencillez de su cocina enganchan. « Pasaje Marimón, 5, Barcelona, tel. 932 52 95 94. Precio medio: 25 ?

. NEGRO, NO TAN NEGRO Uno de los emblemas del grupo Tragaluz se renueva. El antiguo Negro amplía su nombre, incorpora una gran barra central y una fabulosa terraza y apuesta por una cocina mediterránea ligera a cargo del chef Alex Durán. I Diagonal, 640, Barcelona, tel. 934 05 94 44. Precio medio: 40 ?.

EL ITALIANO La pasión de Carlos Zamora -dueño del grupo Deluz &¿ Cía- por la cocina italiana le ha llevado a abrir este restaurante con productos y recetas slowgood importadas del país alpino. La pasta fresca y los salumi son de mamma mia! i Calderón de la Barca, 9, Santander, tel. 942 21 21 68. Precio medio: 30 ?.


Saborea la vida

En estos calurosos días de verano y aprovechando los últimos momentos de vacaciones, observo que todo fluye y va más despacio. Y por un instante siento que esto no es vivir en plenitud: que estoy desaprovechando el tiempo. Sin embargo, muchos aseguran que la vida se basa únicamente en recordar una sucesión de momentos y que para ello necesitamos ralentizarla, ya que será la única manera de disfrutar de ella con los cinco sentidos. Y serán esos recuerdos los que nos queden. Decía el escritor español Baltasar Gracián: «Los sabios suelen pecar de lentos».

La vida, para saborearla, exige ir con una cierta calma. Un buen vino o un buen café, y más aún en buena compañía, no se pueden beber de un solo trago. Por ello me quedo aquí reflexionando, en las que son mis últimas horas de vacaciones, hasta que dentro de poco vuelvan a llegar las prisas, los sin tiempos y los pocos ratos para leer ELLE que me hagan desconectar de la rápida rutina.


Playa de Niza, glamour

Bastan unos días en Niza para llenarte de felices contradicciones: estás en la playa, pero domina lo urbano; tienes todo el atractivo de una ciudad cosmopolita, pero el ritmo de vida es totalmente slow; las estrellas más deslumbrantes disfrutan aquí de casa (Madonna, El-ton John, Bono, Brad Pitt y Angelina Jolíe…), pero la calle transmite la calma de la dolce vita italiana. Los que nos acercamos hasta allí esperando un enclave de vacaciones nos encontramos con una gran oferta de museos (20 nada menos), un catálogo arquitectónico notable (barroco, rococó, art decó, neoclásico…) y una cultura gastronómica de altura.

Todo respira buena energía, saludable lentitud y saber vivir. Simplemente, esta es una ciudad que hace feliz. De los destinos posibles en la Costa Azul perfectos para el avistamiento de celebs y royáis, Niza es el único con ese encanto decadente de la vieja aristocracia. Fue italiana hasta 1860, y esa herencia caótica aún se deja notar pese al orden que ha ¡do imponiendo Francia. La reina Victoria de Inglaterra la eligió para veranear en 1895, arrastrando tras de sí a buena parte de la élite internacional: el zar Nicolás II, la princesa Duleep Singh, ex Maharajah de Punjab, Winston Churchill o los Rothschild…

A mediados del siglo XX la zona era el patio de recreo de artistas de la talla de Picasso, Renoir o Matisse, y, mientras ellos pintaban, Somerset Maugham, Scott Fitzgerald y Zelda, Colé Porter o Edith Warton organizaban fiestas antológicas en las idílicas villas de color pastel que alquilaban a lo largo de la toda la costa.


5 minutos con Juan Betancourt

El modelo cubano es el embajador de la nueva línea solar específica para deportistas de Delial. Así se cuida el top. ¿Qué papel juega el deporte en tu vida? Es una actividad imprescindible en mi día a día Me gustan los deportes en equipo, con amigos. Querías estudiar INEF pero lo aparcaste para ser modelo, ¿retomarás los estudios? Es muy difícil, porque es una carrera presencial, así que creo que voy a decantarme por la nutrición y dietética.

¿Te cuidas mucho en lo que a belleza se refiere? Sí es algo fundamental para mi trabajo. Tengo la suerte de ser moreno y no quemarme nunca; aún así no salgo a hacer deporte sin ponerme un factor SPF 30. Eres el nuevo hombre Tom Ford… Ha supuesto un antes y un después en mi vida. Ahora todo el mundo me conoce.


Marc Jacobs y su éxito en 2 años

Fue llegar a los 50 años y darle al coco. Y no por culpa de una crisis de mediana edad, precisamente. Cuando Marc Jacobs (Nueva York, 1963) celebraba su medio siglo de vida en Río de Janeiro descubrió el agua de coco, un hidratante natural por el que sintió un flechazo instantáneo. A partir de entonces, ese elixir se ha convertido en el ingrediente fetiche de muchos de sus make-ups, así como de la novísima Under(cover), una base ali-sadora que, junto con el nuevo maquillaje líquido Re(marc)able, forman un tándem imbatible. Mientras la primera alisa y unifica el tono de la piel, una sola gota del segundo permite una cobertura total al rostro otorgándole, con una sensación ultra ligera, un aspecto radiante. Para hablar de esta pareja de éxito (de venta en España sólo en las tiendas de Sephora y en web),

Marc Jacobs nos invita a compartir un sofá lima-limón en una de las suites m i n i mal istas del neoyorquino y supercool Hotel Mercer. ¿Cuál ha sido el secreto para saltar de la moda a la belleza y hacerlo con tanto éxito en tan sólo dos años? Todo pasa por algún motivo y cada cosa tiene su momento. Para mí, el maquillaje y los cosméticos son el toque final de los looks que creamos en la pasarela. Así que cuando el equipo de la empresa Kendo que trabaja con Sepho-ra me hizo una propuesta encontré el proyecto muy interesante. Ellos nunca habían colaborado antes con un disefiador de moda para hacer desde cero una línea nueva de cosméticos. Y la idea de ser el primero me encantó. Me resultó emocionante.


El maquillaje de Paz Vega

BASE FLUIDA *Accord Par-faic* (15Eur), maquillaje. 
LABIAL *La Vic en Rose 13,95Eur), en rosa chicle.
Manga Punky (9,95Eur). 
EYELINER Super Liner Perfect Slim? (8,95Eur),
MÁSCARA ?Mega Volumen Miss (5,60Eur)

Te desvelamos los trucos del maquillaje de Paz Vega para conseguir un efecto natural, definido y muy sofisticado.

Preparar bien la piel (hidratarla y nutrirla) para luego continuar con el make-up: base rinde, polvos sueltos y colorete rosado. Este es el punto de partida ideal con el que lograr un rostro luminoso y una tez uniforme», nos cuenta Paula Soroa, maqui-lladora oficial de IJOréal París. «Para darle intensidad a la mirada, nada como poner doble capa de máscara negra y aplicar un eyeliner negro muy fino con un trazo en sentido ascendente. Otra opción, si buscas un resultado más soft, es sustituir el tono negro por una sombra marrón chocolate y extenderla con un pincel biselado como si fuera un lápiz. Así logramos que las pestañas parezcan más densas», añade la experta. rotulador.


Rolex y su nueva dimensión


La firma suiza roza la perfección gracias a un reloj-joya con vocación TRENDY que aspira a convertirse en otro de sus eternos referentes.  Verde oliva. Uva morada. Coñac. El concepto del lujo de nueva generación se tiñe esta temporada con estos tres sugerentes colores gracias a la paleta con la que Rolex ha decidido ¡luminar las distintas versiones del exclusivo modelo Datejust Pearlmas-ter 39. Un elegante arcoíris para una pieza única, con un nuevo tamaño de 39 mm, en la que convergen la (lógica) tradición relojera de la firma suiza y la última tecnología aplicada a la alta joyería (con sus propios laboratorios de gemología y taller de fundición). De esta forma, ha conseguido una pieza que cautivará, sin duda, a los incondicionales de la marca. Su nombre ya evidencia su leyenda: Oyster (como el primer reloj hermético, a modo de ostra, que creó en 1926) Perpetual (en el año 1931 patentó el primer mecanismo automático) Datejust (allá por 1943 concibieron los primeros relojes de pulsera que integraban la fecha en una ventana sobre la esfera) Pearl-master (así denominó en 1992 al brazalete de cinco eslabones). Ahora, en lo que se antoja como una continua búsqueda del santo grial del lujo, tampoco dejarán indiferentes a los trendsetters. Y es que con este cuidado modelo, que posee todas las claves lady, logrará evidenciar uno de sus lemas: Class is fore-ver, cuando, eso sí, se cuida hasta el último de los detalles.


Nueva colección Oysho

BELLEZA EN SU MAXIMA ESENCIA.

Oysho presenta su nueva colección inspirada en una mujer que valora la simplicidad de las formas y la naturaleza de lo bello. Regresan los modelos de ropa inferior de esféfica perfecta, sencilla y serena. Sofisticada y romántica, moderna y atemporal, serena y sencilla… Así es la nueva colección de Oysho para el próximo otoño. Lencería elegante donde Imperan las siluetas de formas básicas y relajadas. Ropa interior sutil que alterna el algodón y la seda con los encajes y el tejido de red. Un capricho para tu día a día. El color negro es el gran protagonista de la temporada. Cuerpos de cintura alta, sujetadores triangulares y de corte bajo, bodies, camisones lenceros.., son la última tendencia de una firma que diseña para una mujer que valora la simplicidad de las formas y de los detalles, que ama la naturaleza de lo bello, que busca la armonía en su forma de vestir… Una oda a la belleza.


Hazte rebelde

Si te has divertido más cometiendo errores que evitándolos, eres.., culpable». Con esta rotunda frase comienza el nuevo spot de UNOde50, un irreverente manifiesto visual que invita a ser independiente, saltarse los límites y disfrutar del momento sin miedo a equivocarse. Toda una jugosa filosofía de vida que la top made in Spain Clara Alonso protagoniza como nadie ofreciendo su imagen más rebelde, encarnando a una mujer sexy, original, transgre-sora y.., amante de las joyas. O lo que es lo mismo, que traduce a la perfección la personalidad de esta marca española nacida a finales de los años 90 y que ha atravesado fronteras cosechando un fabuloso éxito internacional. Sus piezas ?que bailan entre la tradición y la modernidad-, el espíritu artesanal de su manufactura y unos diseños que combinan la plata con el cuero, el hilo, las resinas y las piedras han conquistado los escaparates más cooi de países como Estados Unidos, Italia, Japón o Rusia… Lugares todos ellos en los que estará presente Culpable de ser yo, la divertida campaña con la que sus autores, el fotógrafo Sergi Pons y la realizadora Chloe Wallace, logran hacer del optimismo una fiebre maravillosamente contagiosa. Esta temporada se lleva ser feliz. Sin culpas.